4 Consejos que mantendrán impecable tu patinete eléctrico

4 Consejos que mantendrán impecable tu patinete eléctrico

Se está convirtiendo en un medio de transporte tan cotidiano que cada vez es más habitual ver a la gente utilizándolo en sus desplazamientos diarios.

Y es que el tamaño reducido, la ligereza de su peso y su autonomía hacen del patinete eléctrico el vehículo favorito de muchas personas para desplazarse al trabajo, como alternativa sostenible y eficiente a los medios de transporte tradicionales.

El mantenimiento del patinete eléctrico es un tema del que no se habla demasiado, y es algo necesario para evitar incidentes inesperados. 

Hoy queremos hablarte de cómo puedes mantener tu patinete eléctrico; veremos cuales son las partes más importantes a las que debes prestar atención para disfrutar de una conducción segura en tus desplazamientos.

¡Comenzamos!

mujer-montando-patinete-electrico

Revisa las ruedas

Como ocurre con cualquier vehículo, las ruedas son una parte fundamental de tu patinete eléctrico. Tienes que comprobar de vez en cuando cómo está la presión de los neumáticos. En el manual de instrucciones del patinete tienes el nivel de presión que debe tener cada rueda.

Una comprobación del neumático muy sencilla consiste en presionarlo con el dedo con el fin de comprobar si está firme o si se hunde. Aunque nosotros siempre te recomendamos que utilices un manómetro con el que podrás hacer una comprobación muy precisa.

Las ruedas de los patinetes pueden pincharse debido a las malas condiciones del suelo, o a los impactos que reciben frente a bordillos y obstáculos que puedas encontrar por el camino.

Para evitar esta desagradable situación es aconsejable que extremes las precauciones mientras conduces. Aunque es verdad que muchas veces no puedes cambiar la situación del suelo, puedes plantearte poner unas ruedas macizas en tu patinete.

La revisión de las ruedas también incluye los frenos del patinete eléctrico, cuyas pastillas siempre tienen que estar en buenas condiciones. No dudes en reemplazarlas si las ves demasiado desgastadas.

Cuida la batería con el cargador adecuado

La batería del patinete eléctrico es como el corazón de una persona; debe estar siempre en perfecto estado para garantizar el buen funcionamiento del pequeño vehículo. 

Los fallos que puede presentar afectan a la autonomía del patinete, hasta que llega el momento en el que deja de funcionar. Debes estar pendiente de su mantenimiento, además de cuidarla tal y como indica el fabricante.

Lo ideal es que utilices siempre el cargador que viene en la caja del patinete eléctrico; en el caso de que se haya estropeado o lo hayas perdido, debes comprar un repuesto oficial. De esta forma se suministra el voltaje y el amperaje necesarios para la marca y modelo de tu patinete, sin dañar la batería.

Te aconsejamos que nunca dejes que la batería se descargue por completo, ya que puede ir perdiendo su capacidad poco a poco. Una vez que la batería llegue al 50% de su carga, ya puedes conectar el cargador.

Además, procura no dejar la batería de tu patinete eléctrico al sol, en especial si vives en una zona cálida, ya que el calor excesivo puede estropearla.

detalle-scooter-electrico

Guárdalo en un lugar seguro

La intemperie no es buena amiga para ningún vehículo, tampoco para un patinete eléctrico. Las inclemencias del tiempo como la lluvia, el viento e incluso la luz solar, afectarán a su estado de conservación.

Si no tienes un rincón donde guardar tu patinete eléctrico, te recomendamos que lo dejes aparcado en la calle y cubierto con una lona. Y, por supuesto, no olvides ponerle un buen candado para que no te lo quite ningún amigo de lo ajeno.

Es cierto que hay patinetes eléctricos a prueba de agua, pero ten en cuenta que esto se refiere a situaciones concretas, como un lavado o una lluvia que caiga de repente mientras conduces. 

Sea plegable o no, necesitas buscar un lugar seguro en el que guardar tu patinete eléctrico para evitar que un descuido provoque su deterioro. Ya sea en el trastero, en un armario o también debajo de la cama, te recomendamos que no corras riesgos innecesarios.

Algo que no debes hacer con tu patinete eléctrico es guardarlo en un sitio elevado, ya sea un altillo o colgado de un gancho en la pared. Su propio peso podría jugar en tu contra, bien cayéndose cuando tratas de colocarlo, o bien lesionándote mientras lo manipulas.

Si no tienes más remedio que guardarlo en un lugar elevado, entonces debes incluir un soporte adecuado para este fin. En el mercado existen soportes destinados precisamente a colgar patinetes eléctricos de forma segura.

Una alternativa muy interesante es comprar una bolsa o mochila para guardar tu patinete eléctrico. Además de protegerlo mientras no lo estás utilizando, puedes utilizarla para llevarlo contigo colgado al hombro.

Cada vez que vayas a guardar tu pequeño vehículo durante largos períodos de tiempo, debes engrasar el patinete eléctrico; en concreto, la cadena o la correa. Con este sencillo gesto conseguirás que se mantenga más tiempo, y estará siempre listo para llevarte donde quieras.
alquiler-patinetes-electricos

No circules por zonas no permitidas

Además de suponer un problema que afecte a tu bolsillo, llevar tu patinete por zonas no permitidas puede ocasionar consecuencias muy desagradables tanto para ti como para tu pequeño vehículo.

Debes prestar especial atención al firme del lugar por donde quieres conducir tu patinete; un bache, un obstáculo o un paso de peatones mojado, por ejemplo, pueden poner en riesgo la seguridad de tu patinete y tu propia integridad física.

A veces, puede resultar atractivo conducir tu patinete eléctrico por una calle peatonal o por una acera. No tienes riesgo de que ningún coche te embista, la calle es toda para ti, el suelo está perfecto para que aceleres un poco más… 

Ten cuidado con esto porque en el momento más inesperado puedes salir un peatón de un portal, un niño corriendo o cualquier perro que está deseando llegar al árbol más próximo.

Todo esto puede hacer que tu patinete sufra graves consecuencias, además del daño que puedes provocar a los demás usuarios de la calle.

Tratándose de un patinete eléctrico, siempre debes priorizar tu seguridad. Es un vehículo estupendo para utilizar en tus desplazamientos diarios; sin embargo, tiene sus limitaciones y tú debes usarlo de forma sensata. 

Conoce a la perfección a tu pequeño compañero de viajes urbanos y tendrás patinete eléctrico para mucho tiempo.

¿Cómo cuidas tu patinete eléctrico?, ¿tienes algún truco que consigue mantenerlo como nuevo? 

Déjanos un comentario, nos encanta leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up